¿Y tú, también te subes al tren del MEME?

¿Y tú, también te subes al tren del MEME?

¿Memes, qué son, de dónde vienen, por qué nos afectan?

Seguramente usas los memes en tus conversaciones todos los días, puede ser que hasta tengas una carpeta exclusiva para estas imágenes en tu celular o computadora, podría parecer excesivo pero esta nueva tendencia ha evolucionado tan rápido que ha pasado del formato .jpg a .gif o imágenes en movimiento para impactar y llegar a todo tipo de público.

Pero, ¿De dónde vienen los memes? ¿Por qué usamos memes? ¿Pueden estos afectar nuestra vida cotidiana?… El meme tiene diversas formas, generalmente combina una frase y una imagen o fotografía, o se presenta a partir de diversas formas simbólicas disponibles en internet, como vídeos (Los retos o Challenges en YouTube), imágenes o animaciones que siempre se reproducen miles o millones de veces en las redes sociales.

La fuerza que ha tomado en el ámbito digital es novedosa por la capacidad de reproducción y el alcance que tienen. Basta asomarse a internet para constatar que su cultura es imparable y que en tan solo unos minutos, se riega por las redes de manera viral. Son un fenómeno mundial que se extiende por todas partes y son utilizados para representar cualquier situación.

Lo que ocurre es que la información que generamos tiene vida propia. En el instante en que nace un meme, comienza a reaccionar y transformar la conciencia de su creador, así como la de otros que hayan entrado en contacto con él, se busca esa interacción ya que al volverse viral, los internautas hacen del meme tantas variaciones como temas en tendencia por la red en un sólo día.

Dichos memes tienen vigencia, algunos están en la internet con un alcance de días mientras que otros lo hacen por meses. El término “Meme” fue creado en 1976 por el británico Richard Dawkins, conocido por su libro “El gen egoísta”. Él notó que la información está integrada por pequeñas unidades que se comportan de igual forma que los genes humanos. “El meme es cualquier unidad cultural, material o inmaterial sujeta a ser replicada y da lugar a un espacio de afinidad entre aquellas personas que comparten un sentido”. Dawkins pensó en un monosílabo parecido a “gen” derivado del griego mimeme (“aquello que es copiado”), pero parecido a “memoria” o a la palabra francesa même (“lo mismo”). El término tiene una raíz léxica: mimesis (imitación) y mem (memoria).

La respuesta se hace viral porque manifiesta sentimientos positivos y motivadores, como alegría, gracia, generosidad y admiración. Los memes que logran acaparar la atención de la gente son aquellos con los cuales se identifica o les recuerda una situación cómica, chistosa o adversa.

¿Cualquiera puede ser una víctima de los memes?

Cualquiera puede ser víctima de un meme. De hecho, ésa es una de sus principales características y… ¿virtudes? Entre más exótica, graciosa o incómoda sea la situación que proyectan o el gesto que logran captar, más posibilidad de contagio tienen.

En México hay una gran cantidad de memes que sobresalen por su ingenio y expresan cómo somos. Por ejemplo, uno que muestra el rostro del actor Javier López como fondo y en el que destacan las palabras: “Y cuando Dios dijo que se haga la luz…Chabelo ya debía dos recibos”.

La imagen, más específico la fotografía es un ingrediente fundamental para la composición de los memes, esta se descompone a través del fotomontaje que tiene sus antecedentes en corrientes como el dadaísmo, el cubismo, y el surrealismo, que abanderaron la idea de apropiarse de imágenes ajenas y resignificarlas.

La creación de un meme no es tan sencillo como se piensa. Para lograr uno que sea atractivo y tenga potencial para ser coral se requiere desarrollar ciertas habilidades como: capacidad de observación y análisis, memoria, pensamiento crítico, capacidad de síntesis, apropiación tecnológica, uso de herramientas digitales complejas y por supuesto difusión.

Director Creativo, Diseñador gráfico especialidad en el diseño digital y social media.
La fotografía y el diseño son mi pasión pero el marketing es mi complemento...